Yo sí creo en el hilo rojo

Hoy vivo convencida que la vida no viene con un libro de instrucciones que me indique el paso a paso de cómo viene la receta...

 Yo sí creo en el hilo rojo
                                                     
Antes de escribir este blog me detuve  a observar por muchos días el hilo rojo que hoy llevo en mi muñeca hace ya varios meses, y pienso en su significado  una y otra vez. Es un simple hilo sin santitos o cosas que te digan que te protegerá de…Es solo eso…un hilo rojo

¿Sera solo un amuleto?, ¿O será inspirado en la historia oriental del hilo del destino?.. La verdad, no lo sé,… Solo sé que lo llevo puesto porque así lo decidí cuando algo me dijo que el destino era algo real y su símbolo era lineal, en una sola dirección, así, como un hilo. Que se podía cortar solo si tu destino no era ese. Y rojo por la sangre que corre por las venas de cada ser viviente.  

Que había un límite en cada extremo de esto que hoy respiramos llamado vida. Que había y tenía  un inicio y un fin. El inicio lo tiene cada uno, y es nuestro día uno, el día que nacemos,  y nuestra misión en la tierra es descubrir el término de ese hilo, algo así como el final del cuento o  en este caso, el final de mi historia.

A lo largo de mi vida creo que me  ha pasado de todo, y llega el momento en que solo te detienes a reflexionar, mirando para atrás pero sin arrepentimientos ni rencores,  solo así,.. Reflexionando de  cada etapa, de cada vivencia, buenas, malas, tristes, en fin.

Hoy,  cuando mi mente divaga en esta escritura y puedo fácilmente redactar cada etapa de este hermoso baile que es la vida, es ahora cuando descubro lo afortunada que he sido con todo lo que he ido recogiendo en el camino.

Cuando decidí comenzar este relato de mi propia vida, mi pluma, sin pedir permisos, escribe sola,   Mi mente se estampa en cada letra, obvio que así debe ser, es mi propia alma la que se abre en este camino de mi biografía. Puedo desde acá liberar mis  emociones, reírme sin que nadie me pregunte por que soy tan feliz, llorar sin que nadie me palmee la espalda hipócritamente, equivocarme sin pensar que he vuelto a fallar, dejar ese error ahí sin necesidad de usar un borrador.
Todo eso puedo hacer desde este lado de mi libro, porque he descubierto que esto también es mi arte, y así hoy estampo cada vivencia. Con mis errores más que mis defectos, con mis virtudes más que mis talentos.

Creo que si no hubiese vivido todo lo que hasta hoy la vida me ha regalado no estaría acá sentada escribiendo mi radiografía más que mi esqueleto de mi propia vida.

Hace ya más de un año el destino me puso grandes y penosos desafíos, como nunca antes lo había soñado, desafíos fuertes y  ya no sé si decir lamentables o no para toda mi risueña vida, jajaja,, y es ahora cuando recién ante eso,  me rió más que me sonrío.

Hace ya más de un año, mi camino lo veía  como el mundo que se me caía en pedazos,  era  un camino diferente, y así lo sentía, sin destino, sin sentido, sin nada que me obligue a seguir de pie. Un camino lleno de sueños inconclusos.  Mi espejo se empañaba de tantas lágrimas al verme tan insignificante, Mi cuerpo se desvanecía y así lo reflejaba la balanza. Todo era oscuro. Mi vida no tenía  señalizaciones, confundía el  seguir con luz roja o verde. Mi sonrisa era solo un dibujo más, pero no de mi pincel, sino de las circunstancias. Nada me indicaba cual era la flecha del próximo camino. Caminaba y mis pasos volvían al mismo ángulo.

Creo que  después de vivir este medio siglo, la vida me dice que ya no debo mirar las instrucciones, ya no debo pensar que seré  más feliz si aprieto o no el próximo botón, sin saber si será o no el botón acertado o el equivocado. Puedo libremente tomar una copa de alcohol porque así lo anhelo y punto.

 Nunca escuche que nadie me diga “te amo” más que el día que uní mi vida  con ese alguien en una iglesia, porque  después de eso, solo fui un elemento con la mejor sonrisa disfrazada para la próxima foto, y con ello, atrás  también quedo ese cursi juramento “te seré fiel hasta la muerte”,..jajaja.. Palabras que se las  llevo un abanico de mentiras y de egos detrás de mi tonta ingenuidad.

Hoy vivo convencida que la vida no viene con un libro de instrucciones que  me indique el paso a paso de cómo viene la receta. No sabemos  cuántos ingredientes son más o menos necesarios para que la mezcla sea la perfecta. Los sinsabores están ya establecidos en el paso a paso. Solo que las instrucciones decían solo una pizca y tú le pusiste más de una cuchara.  Solo hay que saber encontrar ese elemento principal y preciso y saber restarlo, para que vuelvas a reencontrarte con lo que pensabas estaba perdido.

Puedo perdonar?, creo que sí, y aunque no soy dios para hacerlo o juzgar,  ya lo hice hace mucho rato.
Puedo olvidar?, creo que también lo puedo hacer, aunque creo que aún no tengo Alzheimer. Y si algún día lo padezco, me sentiré bendecida de haber escrito todo esto y más en  mis mejores  días de lucidez.


Han pasado varios meses ya,  donde he ido descubriendo que las estrellas si existen. Están ahí mismo siempre, nunca se movieron, y yo había dejado de verlas.  Y fue eso. La salida del sol de uno de mis tristes amaneceres que me hizo razonar y descubrir la verdad de esa frase que habla que después de la tormenta siempre sale el sol. Eso me llevo a pensar que la amargura y la angustia iban desapareciendo de mi vida. Vi la claridad cuando el día lo veía oscuro, Le vi el sentido al color blanco que tanto me gusta vestir, volví a ser yo misma, a verme y sentirme viva. Pude volver a caminar con la espalda recta y sentir  que cautivaba de nuevo con mi blanca sonrisa que me hacía sentir observada por muchos.
                                                 


Y  es así como he  ido rebobinando de nuevo mi vida, pero ahora la visto de un color más vivo, la dirijo a la línea de un nuevo ciclo, la línea ahora quizás más  perfecta, sin disimulos y sin apariencias,  la línea que decidí llevarla en mi mano simbolizada de un simple hilo rojo, y  que pedí especialmente a uno de mis hijos, hiciera ese nudo que simbolice un lazo que algún día se volverá a desatar, cuando mi camino se vuelva a llenar de nuevos instantes y momentos  que me permitan seguir escribiendo detrás de los mejores impostores de esta vida. Los polos opuestos pero que se posicionan siempre en la vida de cualquiera. El éxito y el fracaso.

Gracias a ellos he aprendido, especialmente de los fracasos, porque ahí se empapan los conocimientos que generalmente no usamos hasta que nos sentimos derrotados. Y del éxito o del triunfo he aprendido que  hoy vivo dispuesta a volver a fracasar de nuevo mil veces quizás, sin temor a perder de nuevo la batalla, porque de seguro, si lo he ganado antes, seguro recuperare lo perdido con creces. Hoy soy una pasajera acostumbrada a vivir en crisis permanente, porque  así he aprendido a navegar a favor del viento y la marea alta

Alguien  por ahí me dijo que no  me vuelva a enamorar, porque en  la vida el amor no existe, que solo dura un instante porque después de torna un infierno. Y no concuerdo en absoluto con ello.

A esta edad no te enamoras de cosas o de la persona física, te enamoras de hechos, de situaciones; no te enamoras  de la flor más bonita del jardín, sino de aquella que tiene el mayor contenido, que te habla desde el corazón más que de una simple conversación.  Que aunque te suene fastidioso, te saluda cada día solo porque es otro día. Que te regala besos como vitaminas  porque sí, sin esperar otro de respuesta.  Que te regala abrazos más que rosas y eso es la mejor medicina para sentir el apego necesario y  que creías perdido. Que te devuelve la sonrisa a cada minuto y es capaz de hacer cambiar tu ceño fruncido después de un mal día. Que se preocupa que todo tu mundo se torne y gire correcto.

El infierno no existe,  sí se construye de situaciones o hechos, de malos ratos, de palabras hirientes, de verse los defectos más que las virtudes, de llegar al odio y taparse de rencores, y te olvidas que detrás de ese rencor algún día existió el amor.

El infierno se construye del no aceptar quien se equivocó primero, de mirar el error como una falta grave y no como una equivocación,  de seguir siendo “yo” primero sin dar paso a que el otro se exprese, es solo oír para entender, y no escuchar para contestar,  es olvidarse  del “sí, tienes razón”, o simplemente es olvidarse de un simple “perdón, lo siento, me equivoque”. O  de un simple, “a pesar de todo, te amo”

Hablar del infierno, es como hablar del bien y el mal. O hablar de luz y oscuridad y ambos solo ven el color negro,  cuando el instante está diciendo que se den la paz porque aún hay un sentimiento blanco llamado amor. Eso es vanidad, es orgullo, pero no propio, es hacerse daño sin necesidad. 
Hablar del infierno es hablar de la guerra detrás de un ego insaciable por hacer la paz. 

Hoy ya no sé si vivo más de casualidades o solo es ese hilo rojo de mi destino que me ha ido dando más pautas que instrucciones

Hoy  solo sé que vivo una vida con las que muchos pueden soñar.
Hoy no pido nada más, solo agradezco. Hoy acepto cada cambio con mi corazón agradecido

Mi vida es emocionante, sorprendente, y divertida. Si tuviera la ocasión, volvería a tomar de nuevo las mismas decisiones. Después de todo, tengo grandes y emocionantes  recuerdos.  Porque aunque no lo aceptemos, es eso lo que nos hace ser los pasajeros del próximo vuelo. Los recuerdos,  que se transforman con el tiempo en  las mejores añoranzas.

Mi vida es maravillosa  y hoy solo la vivo en forma urgente más que necesaria.
La vida es una metamorfosis, todo se transforma,   y ese  cambio siempre es inevitable.

Hoy me siento más valiente que nunca, continuo con mi vida con un escudo atado en mi mano llamado destino 
                                                                                                                           

Hoy ese hilo de mi destino es perfecto y  camina conmigo en el momento correcto más que preciso.

En el siguiente video sensacional está la historia final del Hilo Rojo hecha música espectacularmente... 

Te encantará descubrirlo!!!! 

[lock]
[/lock]

COMENTARIOS

Mejora tu Ranking en Google.

Nombre

Adwords,2,añoranzas,2,ciudad,2,destino,1,edad,1,Editorial,2,EntrePinceles,1,espinas,1,Hilo rojo,1,historia,1,historias,1,lineas faciales,1,Markeeting Digital,1,Marketing Digital,2,mundo virtual,1,Publicidad Web,3,Relatos,2,Tecnología,3,Vida,2,vinculos,1,vivencias,2,
ltr
item
Marketing Digital EliChile Publicidad: Yo sí creo en el hilo rojo
Yo sí creo en el hilo rojo
Hoy vivo convencida que la vida no viene con un libro de instrucciones que me indique el paso a paso de cómo viene la receta...
https://2.bp.blogspot.com/-UtAYOdG9CZQ/WTRD6dkK8EI/AAAAAAAAAhg/HofdyQQQj_YR2yKv8Sqhr65-EMuhE795ACLcB/s640/yosicreoenelhilorojo.jpg
https://2.bp.blogspot.com/-UtAYOdG9CZQ/WTRD6dkK8EI/AAAAAAAAAhg/HofdyQQQj_YR2yKv8Sqhr65-EMuhE795ACLcB/s72-c/yosicreoenelhilorojo.jpg
Marketing Digital EliChile Publicidad
http://blog.elichilepublicidad.cl/2017/06/yo-si-creo-en-el-hilo-rojo.html
http://blog.elichilepublicidad.cl/
http://blog.elichilepublicidad.cl/
http://blog.elichilepublicidad.cl/2017/06/yo-si-creo-en-el-hilo-rojo.html
true
8154754982887415315
UTF-8
Leyendo... No se ha encontrado ningún mensaje VER TODO Seguir Leyendo... Responder Cancelar respuesta Borrar Por Inicio PAGINAS PUBLICACIONES Ver todo Te recomendamos tambien ETIQUETAS ARCHIVOS BUSCAR TODAS LAS PUBLICACIONES No se ha encontrado ningún resultado con tu pregunta Ir al Inicio Domingo Lunes Martes Miercoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Agos Sep Oct Nov Dic justo ahora hace 1 min $$1$$ minutes ago 1 hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago más de 5 semanas Seguidores Síguenos ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Compartir para desbloquear Copiar todo el código Seleccionar todo el código Todos los códigos se copiaron en el portapapeles No puede copiar los códigos / textos, por favor presione [CTRL] + [C] (o CMD + C con Mac) para copiar